Andalucía ha iniciado la temporada de verano con los mejores registros turísticos de la historia, ya que alcanzó el pasado mes de junio 1,8 millones de viajeros alojados en los establecimientos hoteleros y más de 5,3 millones de pernoctaciones, lo que supone incrementos del 4,7% y del 7,5%, respectivamente.

playa benalmadena

Playa malagueña repleta de bañistas.

Según informó hoy en Jerez de la Frontera (Cádiz) el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, la cifra de empleo hotelero contabilizada en junio se situó en 40.000 personas, un 6,7% más respecto al ejercicio anterior. Este repunte, según precisó, “quiere decir que hemos obtenido la mejor tasa de crecimiento del empleo sectorial para dicho mes de toda la década”. Por provincias, algunas como Sevilla, Huelva y Cádiz obtuvieron en junio crecimientos de dos dígitos en las estancias, en concreto, del 11,2%, 10,5% y 10,4%, respectivamente. En Málaga, que acaparó el 40% del total de pernoctaciones (2,15 millones), esta variable creció casi un 7%. Por su parte, en Almería aumentaron un 9,6% y  en Jaén, un 1,9%; mientras que se mantuvieron en Granada y Córdoba.  

Con los datos registrados el mes pasado, Andalucía “cierra un semestre excepcional”, un periodo en el que el destino “ha ido cubriendo las buenas expectativas a medida que avanzamos en el ejercicio” y ha obtenido “crecimientos destacados” en los grandes periodos vacacionales, como la Semana Santa, o los puentes festivos, como el del Primero de Mayo.

En este sentido, entre enero y junio, Andalucía anotó cerca de 8,4 millones de viajeros alojados (+9,2%) y unos 22,7 millones de pernoctaciones (+11%), gracias al comportamiento tanto del mercado internacional como nacional. También resaltó que la media mensual de empleo en el sector hotelero fue de 30.000 trabajadores, de modo que la ocupación laboral creció un 8,3%, el mejor dato de la última década.

En este semestre, el destino andaluz sumó el 16% de las pernoctaciones en establecimientos hoteleros del conjunto del país y creció casi dos puntos por encima de la media española, que fue del 9,3%. Otro dato destacado de este periodo es que la comunidad se situó la primera a nivel nacional en crecimiento de estancias de los mercados emisores extranjeros, con una subida que rozó el 15%.

Previsiones de verano

A partir de esta evolución y de las cifras del arranque del periodo estival, el consejero señaló que las previsiones de su departamento apuntan a que el destino alcanzará, por primera vez, en la temporada de verano (junio-septiembre) los 25 millones de pernoctaciones en los establecimientos hoteleros, lo que supone un incremento de en torno a un 7% en relación con el ejercicio pasado.

Fernández afirmó que “el turismo andaluz no solo va a crecer en verano a un ritmo superior al del resto de sectores, sino que estamos consiguiendo prolongar el periodo estival más allá de estos meses estrella del verano”. Igualmente, subrayó que los mayores incrementos se están produciendo fuera de la temporada alta, por lo que “se está reduciendo la brecha de estacionalidad de nuestro destino”.

Finalmente, Francisco Javier Fernández reconoció “toda la industria turística andaluza está realizando un importante esfuerzo para mejorar sus resultados, para consolidar estos buenos registros a partir de una apuesta constante por la calidad y la fidelización del visitante, y trabajando cada día por fortalecer el sector en términos de empleabilidad” y animó a “seguir trabajando” para extender esta cifras a todo el año.

 

EXPRESO DEL SUR

Viajas en un tren hecho con cachitos de Andalucía