El extraordinario Patrimonio Inmaterial de Andalucía justifica una serie como Al sur del tiempo que emite Canal Sur desde hace varias semanas como espejo del archivo  etnológico y popular que atesoran los pueblos andaluces. Es el secreto mejor guardado del sur: sus tradiciones, sus costumbres, sus fiestas, sus oficios artesanales… sus gentes.

expreso del sur cascamorro baza

Fiesta del Cascamorras, Baza (Granada).

Dirigida por Álvaro Begines, esta serie documental pone imágenes a esas historias, anécdotas o curiosidades de las que los andaluces quizás hemos oído hablar, pero sin llegar a conocerlas en profundidad. Son sus protagonistas directos quienes llevan el peso del relato, contextualizado en un guión elaborado con mucha poesía por un gran observador de Andalucía, el periodista y escritor Jorge Molina.

“Hay algo maravilloso –sostiene el guionista- y es que siempre encuentras personas obsesionadas, por fortuna, en que no se pierda el saber, el hacer, el rito de ese hecho, ya sea una artesanía, una celebración o una forma de cantar”. Ellos son –“esos andaluces valiosísimos”- quienes perpetúan la cultura andaluza que ahora podremos disfrutar en los 80 capítulos, agrupados por provincias para su emisión en la noche de los jueves en la televisión autonómica o también en la sección TV a la carta de su web.

expreso del sur MACHARAVIAYA

Fiesta del 4 de Julio en Macharaviaya, municipio de la Axarquía malagueña.

Los artistas del monasterio de Belalcázar, los piostros de Pedroche, el organista de la Mezquita-Catedral, los trovos de Priego y el tallado de imágenes en Priego, entre otros, que dieron lustre al capítulo cordobés, dan el relevo esta semana a Granada, una provincia dibujada en las imágenes de las mujeres del Sacramonte, el sabor del pan de siempre de Alfácar o el imposible reto de sobrevivir sin tinta del cascamorras de Baza y Guadix.   

Al sur del tiempo enseña esa Andalucía alejada de los millones de turistas que aterrizan en las catedrales y las playas andaluzas. Aquí se ve otra Andalucía, donde esos viejos tópicos de tierra y gentes incultas y beatas no tienen cabida, al menos a juicio de Jorge Molina. “Tras hablar con hombres y mujeres que atesoran un saber por el que lloran su pérdida en tantos otros lugares, es evidente que Andalucía ha sido históricamente manipulada, sobre todo en la propia España, para servir de escaparate farandulero”. El guionista va más allá: “Nuestra cultura ha sobrevivido, por fortuna. Ha habido daños y heridos, pero la auténtica Andalucía ha sobrevivido a las hordas del norte, si se me permite la casi metáfora”.

expreso del sur jinete Sanlúcar

Jinete en las carreras de la playa de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Con una plausible realización cinematográfica, la serie refleja la realidad más certera, real y valiosa de Andalucía, la que se ve a diario en espacios tabernarios como las sociedades de plateros, tabancos de Jerez o casinos de la sierra de Huelva, el sentir andaluz de celebraciones en las cuales no ha habido adulteración festera para captar turistas, como la romería de Monteagud, el cristo del Paño de Moclín, las fiestas de verdiales, los danzantes de Alosno, los piostros de Pedroche. “Son los episodios vinculados a la convivencia mis preferidos”, comenta el responsable de presentar cada uno de los temas, que recuerda de los cuatro meses de grabación por toda la geografía andaluza “el peligro de la sevillanizacion” al que aluden muchos de los protagonistas tras analizar la influencia que Sevilla va ejerciendo en la forma de celebrar los eventos.

En definitiva, Al sur del tiempo surge como un proyecto riguroso, pero sobre todo emocionante, en el que los andaluces se verán reflejados en lo mejor de sí mismos, en el patrimonio que durante generaciones han decidido preservar. 

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.