Parece que en los últimos tiempos los árboles han decidido inmolarse dejando caer sus pesadas ramas o incluso morir desplomados aplastando a todo lo que se halle bajo su sombra.