Situado en la calle Don Gonzalo, 7 de Montilla, ciudad que junto a Moriles da nombre a una de las Denominaciones de Origen más importantes de Andalucía, la taberna Rincón del Conde sorprende en un lugar privilegiado del centro histórico, a poco metros de las primitivas Bodegas Alvear y la casa del Conde de la Cortina. Este coqueto espacio gastronómico recupera parte de la tradición culinaria típica de la campiña cordobesa, así como la familiar homenajeando con su cocina al restaurador y tabernero Antonio Berral Graciano  “Niño Los Cabos”, padre del actual gerente y jefe de sala, Antonio Berral.

Rincon del Conde 2

Rincón del Conde tiene un concepto de taberna restaurante de toda la vida, basado en recuperar tapas e invenciones gastronómicas de su creador que tanto nombre dieron al Mesón El Caballero, origen de la actual taberna. Sirva de ejemplo el crispín, nombre que hace honor al patrón de los zapateros y homenaje que quiso hacer Antonio Berral Graciano  al oficio de su padre zapatero de profesión, o el cipotillo, una sugerente combinación de chorizo de pueblo, con pimiento frito y bacón. La japuta, con un adobo muy especial, la brocheta de riñones, el pescaíto frito, el flamenquín,  y las gambas al ajillo por poner otros ejemplos, comparten protagonismo con nuevos platos de la cocina más actual como el champiñón relleno.

Antonio y Luisa, junto a su equipo de profesionales de la restauración, te invitan a degustar y rememorar la cocina más tradicional de Montilla. Su invitación a maridar las alcachofas o el salmorejo con buenos vinos, en rama o fino, de la DO Montilla-Moriles no se debe pasar por alto. En un renovado, espacioso, cómodo y acondicionado local en el que se cuida hasta el mínimo detalle, una copa de PX de la tierra se sugiere como el mejor postre.

Taberna Rincón del Conde:
Gastronomía tradicional sur de Córdoba