Arde Estocolmo es el título del último disco de Pedro Guerra, un álbum que se presenta en formato doble con dos discos que a pesar de estar en la misma carpeta son muy diferentes entre sí. El escenario del Teatro Lope de Vega de Sevilla será mañana testigo de la unión de estos proyectos tan dispares que han coincidido temporalmente debido al nuevo modo de trabajar del cantautor y compositor canario.

El primero de esos discos, Arde Estocolmo, se presenta como un disco íntimo lleno de realidad y belleza. Está formado por canciones escritas a partir de 2011, elaboradas al completo de manera muy artesana por Pedro en su propio estudio de grabación.

El otro disco, titulado 14 de ciento volando de 14, coge como referencia a Ciento volando de catorce, el libro de poesía del jienenese Joaquín Sabina, que habrá flipado con el resultado. Pedro nos regala un disco coral con mas de 30 artistas musicales de un lado y otro del Atlántico donde Pedro como maestro de ceremonia hace las veces de instrumentista, productor y compositor dando como resultado unas preciosas canciones donde los máximos protagonistas son las voces y los versos.

 

 

 

 

FRANCIS SALAS

Redactor // Fotógrafo