El Secretario de Organización de Podemos, ese arma demagógica que se usa como incriticable por Pablo Iglesias, empieza a sudar dando explicaciones por sus oscuros pagos a sus asistentes.

expreso del sur echenique

Echenique, en un acto de Podemos.

Ingresos de más de 3.000€ mensuales parece que no le daban para pagar 75€ al mes para la seguridad social de su asistente. Las excusas no pueden ser más cutres: 1- lo hice por él, 2- lo estaba pasando mal y le hice un favor defraudando, 3- la culpa es de Rajoy. Desde luego son igual de patéticos los argumentos exculpatorios que ofrece sobre su desfalco que los argumentos políticos que ofrecieron a su electorado en elecciones.

Encima se permite el lujo de dar lecciones de moral a otros grupos, lo cual provoca hasta risa en quienes, lejos de ser afines a partidos corruptos, vemos lo ridículo de sus aseveraciones.

Todo este asunto le salta a Podemos al mismo tiempo que la devolución de los emonumentos por dudosos trabajos universitarios de uno de sus creadores, Monedero. Poco a poco comenzamos a ser conscientes de la escasa altura moral de aquellos que propagaban a los cuatro vientos la inmoralidad de los gobernantes mientras con su mano izquierda metían la mano en nuestras carteras a la más mínima ocasión.

En política las lecciones morales pierden fuerza a medida que el tiempo desvela que muchos de los que han llegado a dirigir proyectos no lo han logrado mostrando precisamente una conducta intachable.