Francisco Javier Verdejo Lucas era, en 1976, un joven almeriense, estudiante de Biológicas en la Universidad de Granada (UGR. Pese a su juventud, 19 años, ya tenía una clara conciencia social y política. En la madrugada del 13 al 14 de agosto de aquel año se encontraba realizando una pintada en un viejo muro de la playa almeriense del Zapillo de San Miguel. Quería escribir una corta frase reivindicativa en aquellos difíciles años de la Transición política española, un lema que apelaba a la justicia social tan necesaria como urgente: “Pan, trabajo y libertad”.

Sólo alcanzó a escribir la primera palabra y la primera letra de la segunda: “Pan,T”. Sorprendido por la Guardia Civil, emprendió la huida, siendo abatido por la bala de uno de los agentes. El suceso conmocionó a toda la sociedad española, y muy especialmente a la comunidad universitaria granadina, que entonces también incluía los Campus de Jaén y Almería. Las manifestaciones de duelo y los actos de repulsa fueron especialmente intensos en su ciudad natal y en Granada.

expreso-del-sur-javier-verdejo

Imagen del entierro de Javier Verdejo, en Almería. FOTO: amnistiapresos.blogspot.com.es

Al cumplirse el 40 aniversario de su asesinato, la Universidad de Granada ha querido honrar -explica en un comunicado de prensa- la memoria de “este joven mártir de la Transición española”, que dejó su vida en unos años tan complejos de la reciente historia de nuestro país, en los que contrastaron los evidentes aciertos políticos con hechos tan luctuosos y condenables como el del execrable crimen cometido por fuerzas del orden en este joven universitario, que hoy será recordado en la Corrala de Santiago de la capital granadina en un acto presidido por la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda Ramírez.

40 años después aún siguen conmoviendo las imágenes que aquellos días impresionaron a todo el país. El entierro de Javier Verdejo fue impresionante, una demostración popular de rabia e indignación, a juicio de diversos investigadores. Cuentan las crónicas que miles de jóvenes se concentraron en la Plaza de San Pedro exigiendo justicia por el asesinato. Los actos de protesta fueron fuertes, tanto que la masa de gente impidió que el féretro fuese introducido en el coche tras el funeral, portándolo la multitud a hombros por las principales calles de Almería entre lágrimas de dolor, puños en alto y rabia contenida.

expreso-del-sur-javier-verdejo-cartel

Cartel de aquellos días con el rostro de Javier

La policía tuvo que actuar aquella tarde para disolver a la multitud. Hubo una decena de personas detenidas, entre ellas un periodista y a cuatro menores de edad. Días después, el 18 de agosto se convocó una jornada de lucha consistente en paros generalizados, boicot a mercados y autobuses y concentraciones que también acabaron con varias detenciones. Los actos de protesta también se extendieron al resto de Andalucía así como a múltiples lugares de España.

El programa del homenaje de esta tarde en Granada incluye la proyección de un documental titulado Pan, trabajo y libertad, de unos 25 minutos de duración, rodado en 2012 por la directora Pilar Monsell, y en el que actúa Rafael Verdejo Román, sobrino de Javier Verdejo, que asistirá al acto junto a una de las hermanas de Javier. Desde la UGRA Se leerán algunos de los poemas que en homenaje al joven almeriense escribieron en aquellos mismos días Rafael Alberti, Elena Martín Vivaldi o Antonio Carvajal.

También se espera la presencia esta tarde de Juan de Loxa para contar su experiencia de aquellos días. Quien, precisamente, escribiera unas conmovedores versos:

Pan y trabajo,
siempre se escapa el tiro
pa los de abajo.
¡Qué mala pata
no les saliera el tiro
por la culata!

Cerrará el homenaje el cantaor Juan Pinilla acompañado por la guitarra de Francisco Manuel Díaz.

 

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.