Despedida a Kissinger: el hombre que dominó la política mundial por décadas

Despedida a Kissinger: el hombre que dominó la política mundial por décadas
La muerte de Henry Kissinger

El fallecimiento de Henry Kissinger, el destacado ex Secretario de Estado estadounidense, ha conmocionado al mundo entero. A sus 100 años de edad, esta icónica figura política nos deja un legado impresionante que impactó profundamente en la historia de los Estados Unidos y del mundo.

Nacido en Furth, Alemania, el 27 de mayo de 1923, Kissinger emigró a los Estados Unidos a los quince años y adoptó el nombre de Henry. Su dominio del inglés y su acento alemán le dieron un encanto especial, que le abriría las puertas hacia una carrera política sin igual. Desde su paso por Harvard hasta su llegada a Washington, donde colaboró estrechamente con Nelson Rockefeller, este hombre brillante y ambicioso sirvió a dos presidentes de los Estados Unidos: Richard Nixon y, tras el escándalo de Watergate, Gerald Ford.

El poder de Kissinger radicó en su capacidad para orquestar acciones políticas que moldearon el destino de las relaciones internacionales. Desde la apertura de Estados Unidos a China, hasta la negociación de la retirada de la potencia mundial de la Guerra de Vietnam, Kissinger demostró astucia, ambición e inteligencia sin igual. Incluso en medio de la Guerra Fría, logró dar forma a las relaciones de Washington con la Unión Soviética, aunque a veces sacrificando valores democráticos en el proceso.

Su famosa frase «el poder es el mayor afrodisíaco» resume la división de opiniones sobre su figura. Algunos lo consideran un genio diplomático, capaz de lograr grandes avances en la política exterior, mientras que otros lo ven como un genio del mal, dispuesto a hacer cualquier cosa para obtener el poder y la influencia que tanto anhelaba.

No es sorprendente que su fallecimiento haya generado una serie de reacciones en todo el mundo. Destacados políticos, como George W. Bush, han expresado su pesar por la pérdida de tan influyente figura. Giorgia Meloni, líder política italiana, lo consideró un referente mundial en la política y diplomacia. El canciller alemán Scholz destacó la influencia de Kissinger en la política exterior estadounidense, mientras que el presidente ruso, Vladimir Putin, lo describe como un diplomático excepcional.

Incluso China, con quien Kissinger tuvo una relación cercana y duradera, rindió homenaje a este viejo amigo, apreciando su contribución a las relaciones entre Pekín y Washington.

Después de dejar el gobierno en 1977, Kissinger fundó la famosa firma de consultoría Kissinger Associates, donde pasaron ministros y subsecretarios de todo el mundo. Su compromiso con la política exterior se mantuvo firme, a través de grupos como la Trilateral, demostrando que su influencia no se limitaba únicamente a su tiempo en el gobierno.

En resumen, la desaparición de Henry Kissinger marca el fin de una era en la política internacional. Su legado perdurará y su huella quedará grabada en la historia. Que descanse en paz, un hombre que cambió el mundo con su astucia y ambición inigualables.