En Andalucía disponemos de una gran variedad de frutas y verduras durante todo el año, sin embargo consumirlas en su temporada nos proporciona mejor sabor, más nutrientes y mejor relación calidad-precio. Además, contribuye a la protección del medio ambiente ya que se reducen los costes que suponen su transporte y almacenamiento, así como el gasto energético de ambas actividades.

expreso-del-sur-frutas-de-otono

El listado de verduras que conocen en otoño su esplendor es amplio. A la cabeza tenemos la berenjena, rica en antioxidante, diurética y desintoxicante, que es capaz de regular el azúcar en sangre, por lo que es adecuada para diabéticos.  Ahora en octubre ya podremos comprar las primeras alcachofas y las coles de Bruselas, y en noviembre entrarán de lleno las acelgas y los cardos.

Para estas fechas, también es una buena opción buscar en el mercado  una variedad de calabaza rica en vitaminas antioxidantes. Tanto la calabaza como el calabacín aportan fibra soluble, muy beneficiosa para los intestinos. Aunque cada vez lo consumimos menos también disponemos de boniato muy rico en betacarotenos.

Pero si hay una verdura esperada del otoño son las setas: tienen un alto contenido en agua, proteínas, vitaminas (la C, D y del grupo B) y minerales (potasio, calcio, magnesio, fósforo, yodo y zinc).

Si hablamos de frutas, la llegada del otoño no resta colorido a la amplia variedad de futas de la que disfrutamos en verano. En esta época, tenemos en los higos, ricos en azúcares y fibra, el reverso a las brevas, aunque para azúcares las uvas, que también aportan ácido fólico y antioxidantes. La manzana golden supreme es de las primeras frutar en llegar y se mantendrá todo el otoño. Esta fruta tiene un alto contenido en agua y en fibra. Si se consume cruda, estimula el tránsito intestinal, y si se come cocida o rayada, tiene efectos astringentes.

expreso-del-sur-fruta-granada-otonoEn otoño es tradicional realizar confituras caseras de membrillo (si las preparas, evita añadir azúcares) e incluir en la cesta de la compra caqui -abundante en potasio y provitamina A y vitamina C- mango, rico en vitamina C y betacarotenos, chirimoyas, de bajo contenido en grasa, y granadas, una de las frutas con más propiedades: alto contenido de vitamina C, vitamina B5, fenoles naturales, potasio, vitamina A, vitamina E y ácido fólico.

No podemos olvidarnos de una de las frutas esenciales en nuestra dieta: las naranjas. En octubre ya encontramos la variedad navelina y en noviembre, la navel. Entre las mandarinas, las primeras en llegar son las de la variedad clementina.

Otro producto típico del otoño son los frutos secos, como la avellana, la almendra, los piñones, las nueces y las castañas, que se recolectan durante esta estación. Tienen propiedades muy beneficiosas, sobre todo contienen grasas saludables: los conocidos omega 3.

Con esta variedad es fácil conseguir cinco piezas de fruta y verdura al día. No hay excusa para hacer saludable tu dieta también en otoño.