THURSDAY 25 JANUARY 2018

OPINIÓN. La incoherencia representada

Alza el puño, cerrado con fuerza como guardando algo muy valioso o con el objetivo de golpear sin destrozarse los dedos. Canta canciones paganas que ensalzan revoluciones caducas que jamás comprenderá. Esputa ante cualquier micrófono con cara de odio o repugnancia cientos de reproches y comportamientos de los por el llamados “poderosos”, los cuales ostentan el mismo salario que él recibe por sus dudosos méritos. Se enriquece de un estado al que dice odiar y al que vende como verdugo de su más que dudoso victimismo.

OPINIÓN. USA ‘today’

Desde el otro lado del océano más transitado todos tenemos una palabra de desánimo, un miedo ultra expresado, una predicción apocalíptica sobre lo que ha hecho el pueblo americano eligiendo al magnate mediático como líder de su democracia.

OPINIÓN. Continuismo revolucionario

El nuevo ejecutivo nacional deja muestras claras de continuismo en la gestión del grupo parlamentario popular. Yendo a las novedades más llamativas hay que empezar por la cuestionable Ministra de Defensa.

OPINIÓN. Lo que pudo ser

Pedro, ese mártir socialista henchido de la todopoderosa fuerza del victimismo, tenía pasteleado un gobierno con los afines al terrorismo, con aquellos que abrazan a políticos que antes celebraban cada muerte de un inocente con champán francés, con los que quieren levantar un muro de odio entre ciudadanos que han convivido en paz hasta ahora. La prueba estriba en los paños calientes y la evidente afinidad que muestra con todos ellos y sus pretensiones políticas.

OPINIÓN. El silencio de los justos

Cuando los injustos además de injustos, son avispados, suelen aprovechar los silencios de los justos para establecer los peores liderazgos que conducen a las más penosas e injustas situaciones de hecho.

OPINIÓN. Populismo light

El lema de todos a una contra el capital, contra los desmanes del PP y el trabajo por y para “la gente” comienza a resquebrajarse por precisamente la partición del pastel del poder entre quienes tanto parecían odiarlo.