SUNDAY 21 MAY 2017

OPINIÓN. Estrategia digital

El Gobierno de Andalucía está poniendo todos los recursos a su alcance para preparar a la economía de esta comunidad ante la nueva revolución tecnológica, que pasa por la economía digital y la robotización. Hay que engancharse a este reto tecnológico y traducirlo en riqueza y empleo de calidad. Andalucía no puede dejar pasar de largo esta oportunidad.

OPINIÓN. ¿Corrupción institucional?

El vendaval de la corrupción ha adquirido dimensiones de tsunami en el Partido Popular. La operación Lezo, por la que está en prisión Ignacio González y ha provocado la tercera dimisión en cinco años de Esperanza Aguirre, se suma a la larga de ristra de casos (Gürtel, Bárcenas, Púnica, Rato, Bankia, Brugal, Taula, Emarsa, Palma Arena…) que no sólo afectan a la dirección nacional sino a las de Madrid, Comunitat Valenciana, Murcia o Baleares.

OPINIÓN. Éxito y legado

Se cumplen hoy 25 años de la inauguración de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Una oportunidad aprovechada por Sevilla y Andalucía para engancharse a la modernidad. La muestra fue un éxito de crítica y público, permitió recuperar espacios y construir una ciudad más cosmopolita y abierta y la gestión posterior de sus activos ha situado a la Isla de la Cartuja como un parque tecnológico rentable, competitivo y capaz de generar riqueza y empleo.

OPINIÓN. Guernica hace 25 años

Al calor del desarme de ETA, mi amigo Paco Casero me recordaba ayer la huelga de hambre que un grupo de hombres y mujeres de Andalucía protagonizó hace 25 años bajo el árbol de Guernica pidiendo el cese de la violencia terrorista. Eran momentos duros con una banda en plena actividad asesina y la iniciativa suponía un gesto de tremenda valentía.

OPINIÓN. Castigo político

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017, entregados hoy en el Congreso de los Diputados, suponen un jarro de agua fría para Andalucía, un nuevo agravio en materia de empleo y de inversiones.

OPINIÓN. Amenaza electoral

A Mariano Rajoy se la indigestado la derrota política del decretazo de la estiba. Ni en el fondo (en su decreto-ley han ido mucho más allá de lo que pedía la sentencia) y mucho menos en la forma le asiste la razón al Gobierno. No se ha enterado el presidente de que ya no cuenta con mayoría absoluta y las decisiones no las puede imponer, ahora tiene que negociar, ceder y pactar.