TUESDAY 22 SEPTEMBER 2020

OPINIÓN. La duración de las «familias» eclesiales

En marzo de 1989 estuve en Tetuán asistiendo a un congreso cuyo título era «La ciudad andalusí ante el reto de su transformación». Nos dimos cita allí un buen número de arquitectos y urbanistas españoles y marroquíes para reflexionar sobre un pasado común en cuanto a los espacios urbanos.

OPINIÓN. Mejor sin gobierno

Me suena a chufla esa exclamación en tono martirial de más de un sufrido ciudadano de este país en el que antes había gobierno, que cuando estábamos en esa circunstancia no hacía otra cosa que arremeter contra quienes nos dirigían y ahora hace rogativas para pedir que, por favor, cese de una vez esa situación insufrible de no tener gobierno, como si tener gobierno fuera poco más o menos que tener a papá Noel haciéndonos regalitos constantemente.

OPINIÓN. Acerca de los homosexuales

Hace más de nueve años escribí un artículo sobre los homosexuales en el que intentaba reflexionar sobre algunas ideas de este tema. Vuelvo ahora a tratar de él, más que nada para profundizar un poco en las mismas ideas, ya que sobre esta cuestión hay bastante que reflexionar, por lo menos para mí, ya que no quiero caer en posturas intransigentes, tanto de un lado como de otro.

OPINIÓN. Cuatro paradojas

En una entrevista reciente, Javier García Albiol resaltaba una idea, a mi modo de ver, importante, en cuanto a lo que actualmente pasa en Cataluña. Decía que en esa comunidad autónoma se han llegado a invertir los conceptos y las ideas de tal manera que lo que a una persona normal le podría parecer absurdo, ahí es ya normal, y viceversa. Yo creo que en el resto de España pasa también algo parecido. Voy a fijarme en cuatro paradojas o situaciones que a estas alturas ya tenemos asumidas como normales, aunque no deberían serlo. El verlas como normales nos impide ponerles remedio.

OPINIÓN. El prejuicio moral

En todas las épocas ha existido una preocupación por la moral, tanto a nivel individual como colectivo. Al hombre le interesa actuar buscando lo bueno, buscando el bien, aunque haya que pagar un precio en esfuerzo o en renuncia, pues el bien moral se presenta como más valioso. También porque a la larga resulta rentable, ya que se comprueba que el mal moral suele complicar la vida del hombre, aunque solo sea su conciencia.

OPINIÓN. Astutos y pardillos

El panorama político después del batacazo de Pedro Sánchez pretendiendo ser presidente del Gobierno con solo 130 diputados, ha entrado en una situación de caos generalizado toda vez que el rey no quiere meter de nuevo la pata proponiendo como presidenciable a un tipo con solo 90 diputados de partida.