El proyecto artístico que desde hace tres décadas respira bajo las iniciales MECA, Mediterráneo Centro Artístico, da muestras de vitalidad en su nueva sede levantada en el corazón del casco histórico de Almería, un espacio urbano para cuya revitalización ha encontrado en Fernando Barrionuevo un fiel aliado.

Francisco Uceda

MECA abre su nueva galería de arte contemporáneo en la calle Navarro Darax de la capital almeriense con la exposición KAIZEN, una muestra de pintura y fotografía fruto de la pasión de Belén Mazuecos, Pablo Foruria, Fernando Baños, Carmen Pascual, Tomás Cordero, Manuel Vázquez Domínguez, Juan Morante, Pedro Cuadra González, Francisco Alarcón, Francisco Uceda y Antonio de Diego Arias.

MECA avanza un paso más en su trayectoria profesional desde que se fundó en 1989, partiendo de dos conceptos muy marcados en este espacio cultural, el progreso y la mejora continua. Como parte esencial de los valores de Mediterráneo Centro Artístico está el desarrollo de sus programas y proyectos en base a la puesta en valor de acciones dirigidas a conseguir la excelencia cultural, a promocionar la verdadera emoción en el arte y por supuesto a mantener vivo el espíritu positivo en todo lo que pone en marcha.

Carmen PascualLos artistas y creativos por los que MECA se compromete bajo la dirección y comisariado de Fernando Barrionuevo forman parte esencial de ese motor incansable que es el arte y es por eso por lo que el lanzamiento de esta nueva sede parte con la exposición KAIZEN, como concepto de mantenimiento y avance. De esta manera  se inicia una nueva etapa en la que el dinamismo, la flexibilidad, las nuevas formas de diálogo y encuentros serán partes esenciales de este espacio, concebido como en sus orígenes lo fue, un centro de experimentación y de recursos experienciales.

La fuerza de la identidad de MECA se ha consolidado durante casi tres décadas por la generación de sinergias interdisciplinares consolidadas mediante el compromiso y el altruismo. Saber conjugar la esencia del esfuerzo con la satisfacción organizacional y personal no es tarea fácil pero cuando en el epicentro de todas las actuaciones que ha desarrollado Mediterráneo Centro Artístico se concentra la responsabilidad por el Arte, por los artistas y por el público de manera relacional, entonces se entiende más fácilmente.

Fernando Barrionuevo

Este nuevo espacio se debe comprender como una estación de ida y vuelta, como el lugar de estancia y paso para aquellos que quieran conocer nuevas formas de entender la creatividad contemporánea de manera global, acorde a tiempos complejos y cambiantes como los actuales.