El cambio climático es un fenómeno global que tiene efectos e implicaciones significativas en todos los ámbitos de la vida cotidiana y a todas las escalas geográficas. Por cambio climático entendemos la variación global del clima en la tierra que viene produciéndose en el último siglo agravado en buena parte por la acción del hombre.

La científica Ana Payo, en una de sus apariciones en TVE

Tales cambios se reflejan en distintos aspectos de la climatología mundial como la temperatura y la precipitación. Para muchos sistemas naturales, los efectos negativos del cambio climático podrían ser devastadores. Según los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, no hay país en el mundo que no haya experimentado ya los dramáticos efectos del cambio climático.

Con voluntad política y un amplio abanico de medidas tecnológicas, aún sería posible limitar el aumento de la temperatura media global a 2ºC con respecto a los niveles pre-industriales.

Por otro lado, la integración de una perspectiva de género a esta problemática global es un asunto muy reciente, poco discutido e integrado a los estudios hasta ahora, pero es un asunto de suma importancia. Los efectos del cambio climático tienden a ser desproporcionados para las poblaciones más pobres y vulnerables, generalmente sobrerrepresentadas por mujeres. Según datos de 2008 de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se estima que el 70% de las personas pobres en el mundo son mujeres.

Existen evidencias de que los hombres poseen más información que las mujeres sobre estrategias de mitigación (reducción de gases de efecto invernadero) y adaptación por razones culturales, ya que las mujeres se encuentran fuera de los ámbitos en donde se distribuye la información, concentrándose en actividades domésticas y de cuidado dentro del hogar.

Sin embargo, la participación de las mujeres en los procesos de consulta y toma de decisiones es esencial para la generación de estrategias de adaptación y mitigación.

Bajo esta perspectiva nace el proyecto Homeward Bound, una iniciativa liderada por mujeres que busca formar y preparar a 70 científicas de todo el mundo para ser capaces de gestionar políticas y tomar decisiones relacionadas con la mitigación del cambio climático.

Una de esas 70 científicas es Ana Payo Payo, oceanógrafa, zamorana de nacimiento pero formada en la provincia de Cádiz. De la mano de la Diputación de Cádiz, esta divulgadora promociona estos días este proyecto mundial diseñado para hacer visible el papel de la mujer para reducir y hacer frente los efectos del cambio climático.

Metida de lleno en diferentes proyectos, como la expedición Antártida, Ana Payo ha llevado su pasión por la ciencia a innumerables ámbitos, incluso ha participado en espacios televisivos con monólogos donde la ciencia se enseña con alta dosis de humor.

EXPRESO DEL SUR

Viajas en un tren hecho con cachitos de Andalucía