Tuve la suerte de fotografiar a Vicente Núñez en varias ocasiones, sobre todo en el Tuta, bar de Aguilar de la Frontera situado en la plaza octogonal, trastienda del ayuntamiento y segunda casa del insigne poeta.

La primera vez fue gracias a Paula, seguidor y amigo del poeta, que consiguió que nos atendiera y concediera una entrevista para una publicación, la entrevistadora era Lola Cosano, el director de arte Antonio Algaba y el fotógrafo, un servidor. Tristemente la revista no cuajó y la entrevista nunca se publicó.

Pasados los años,  El Día de Córdoba me confió el reportaje de una entrevista del poeta aguilarense, por desgracia para Vicente, fue la penúltima entrevista que concedió antes de su muerte. Era la tercera vez que acudía al encuentro del poeta, y lo más que había conseguido era una foto de Vicente agarrado a la ventana del bar y otra de su estampita típica, su vino y su cigarro. Pero en esta ocasión él si quería mostrarse, quizás le resultase familiar, era la décima vez que nos presentaban y como si no me hubiera visto en la vida. Quizás, el caso es que me permitió trabajar a mi gusto, no me puso ninguna objeción, no recibí ninguna negativa a las pocas sugerencias que me permití dar.

Ahí estaba la pose del poeta. Me dio unas fotos maravillosas, se mostró íntimo, auténtico, accesible, cómplice, cautivador, provocador, sonoro, sabio, maduro, frágil y todo sin moverse de una silla. Su voz, su gesto, su copa de fino, siempre hasta arriba, el Ducados negro, la cerilla, su bufanda, sus ojos, las sortijas, la pitillera me hicieron vibrar y sentir.  Hablaba de Rilke, de Málaga, del grupo cántico, de Poley, del vino, de la embriaguez, de habitaciones de hotel….. de la vida y de la muerte. Ese día me captó entre sus adeptos, me cautivó, me llevó a su amado Rilke  y me inició en la lectura de su poesía.

Vicente Núñez Casado fue un poeta español. Está considerado como uno de los más importantes poetas andaluces de la segunda mitad del siglo XX. Además de poeta, su obra literaria está compuesta por aforismos y diversos textos en prosa.

FRANCIS SALAS

Redactor // Fotógrafo