Los tiempos han cambiado, y las carreteras y formas de viajar también. Atrás quedan esos interminables viajes familiares en coche, camino del destino de vacaciones donde se iba parando en el “pueblo donde hacen el pan, chorizo o queso más rico para llevar a la familia”, “o para hacer un descanso y comer al lado del río que tiene el puente romano más antiguo”.

Esto queda para el recuerdo como están quedando esos tesoros gastronómicos, esas plazas, miradores y negocios familiares que han visto cómo las nuevas carreteras les iban dejando fuera del camino.

Actualmente en España existen 167.000 km de carreteras, de las cuales poco más del 10%, es decir, 17.000 corresponden a autopistas, autovías o carreteras multicarril. Pero ese escaso 10% agrupa el 94,3% del tráfico (según datos oficiales del Ministerio de Fomento de 2015), condenando al olvido a todas esas carreteras que formaron parte de nuestros viajes.

Podríamos decir que quizás gracias a ello, la conservación de los tesoros tanto artísticos como naturales, podría ser mayor en estos lugares, pero nada más lejos de la realidad. A 31 de enero de 2015 el número de elementos de patrimonio en España abandonados o en peligro de conservación ascendía a 716. Y los parques naturales han perdido más de un millón de visitantes (y por tanto de ingresos) en los últimos 10 años.

Según el estudio “Actitudes ante el viaje en carretera”, elaborado mediante Google Consumer Surveys arroja datos tan representativos del cambio de los hábitos en carretera de los conductores en sus viajes como que un 51,13% viajan en coche por placer; el 47,55% reconoce que no se acuerda de la última vez que se sintió “forastero” en un bar de pueblo; el 53% creen que las nuevas carreteras han afectado negativamente a los pueblos y negocios con peor comunicación. Y lo más preocupante más de la mitad confiesa que no conoce la mayoría de pueblos y regiones de España.

GUÍA DE CARRETERAS INOLVIDABLES

Para intentar invertir esta situación “desesperada”, aparecen iniciativas como la www.laguiainolvidable.es (patrocinada por Renault),  que se ha decidido juntar todos esos pueblos, monumentos y carreteras para quienes quieran “perderse” con sus coches en los viajes.

Las guías y reseñas de pueblos o lugares emblemáticos incrementan la afluencia de visitas, o al menos así lo consideran un 63,57% de los encuestados. Por lo tanto, la Guía Inolvidable es la manera más efectiva para volver a dar vida a esos sitios.

Y ha empezado por redescubrirnos varias rutas como la Vereda de la Estrella, un sendero alternativo que lleva a los caminantes más aventureros a la ladera norte de Sierra Nevada. Además ya podemos redescrubrir el famoso “pan de pueblo” de Basi en San Martín del Castañar (Salamanca) o una catedral sin título en Villacastín (Segovia).

 

Pero hay muchos más lugares y caminos por descubrir, esperando para mostrar los secretos que hicieron que miles y miles de familias pararan a visitarlos durante sus viajes. Algunos de ellos están ya marcados en www.laguiainolvidable.es, pero el objetivo es que sean los propios usuarios los que la vayan ampliando con nuevas sugerencias para descubrir esos lugares únicos y poco conocidos de España. Porque como reconocen un 55,26% de los conductores, la mejor forma de conocer los sitios es en coche.

Para participar solo hay que hacer una foto o vídeo del lugar, negocio, monumento, etc. y publicarlo en Instagram con el hashtag #LaGuíaInolvidable junto a su ubicación para incluirlo en el mapa y guía digital, o bien mandar dicha información a laguiainolvidable@renault-info.es

Cualquier persona podrá solicitar la Guía completa, de forma gratuita a través de la web.

EXPRESO DEL SUR

Viajas en un tren hecho con cachitos de Andalucía