La otra mano de Cervantes, un texto en el que el autor de las Novelas ejemplares se lamenta de la corrupción que corre por las venas de España, de la que él mismo es partícipe, sube el telón del Teatro Cervantes de Málaga. Luis Felipe Blasco funde géneros y recorre la vida y los personajes del escritor universal en un montaje de Fundición Producciones que protagoniza Sebastián Haro, a quien acompañan en escena Jasio Velasco (que tañe la viola) y Carmen García Moreno (al violonchelo).

expreso-del-sur-la-otra-mano

Sebastián Haro, al frente de ‘La otra mano de Cervantes’

La puesta en escena de La otra mano de Cervantes (20.00 horas del 17 de noviembre) es la primera pieza teatral con la que se conmemora en esta Temporada 2016-2017 el cuarto centenario de la muerte del Príncipe de los Ingenios y de Shakespeare. Antes de este montaje, el decimonoveno de Fundición Producciones, compañía titular del Teatro La Fundición, ya asistimos al concierto de La Insostenible Big Band titulado Shakespeare & Ellington: Such sweet thunder, pero la carga teatral del ciclo 400 Cervantes / Shakespeare está concentrada la semana próxima, con un broche final en diciembre conel Hamlet de Miguel del Arco para Kamikaze. Así, el martes 22 se pondrá en escena La estancia; el miércoles 23 una adaptación de Emilio Gutiérrez Caba de un texto cervantino (Escrito en las estrellas), y el sábado 26 y domingo 27 tendremos al Brujo en Misterios del Quijote.

Pedro Álvarez-Ossorio dirige La otra mano de Cervantes, que se estrenó en marzo en el Teatro Lope de Vega. Vicente Palacios firma la escenografía de una pieza ambientada en la capital hispalense, en momentos duros para el escritor. En septiembre de 1597, diecinueve años antes de su muerte, Cervantes es recluido en la Cárcel Real de Sevilla, donde, según declara en el prólogo, engendra Don Quijote de la Mancha. Este momento de quietud, de soledad, es el elegido por la compañía para elaborar la dramaturgia. Como sombras y recuerdos aparecen situaciones, personajes, debates interiores; un recorrido por su vida. Diego, otro recluso, le acompaña en sus pensamientos, pero sobre todo estarán presentes los sonidos de su musa. Un acercamiento al espectador de hoy de la figura más importante de nuestra literatura.