Concha Velasco se mete en la piel de la Reina Juana en la apertura del 34 Festival de Teatro de Málaga, que en su primera jornada también nos acerca a Rafael Amargo y Manuel Salas en Piedras preciosas, pieza que rememora la relación de Cocteau con nuestro país. La gran actriz vallisoletana da vida sola en el escenario, dirigida por Gerardo Vera, al retrato escrito por Ernesto Caballero de Juana de Castilla, “la gran maltratada de la Historia, un talento enorme, una mujer culta y capaz que terminó vendida como mercancía” según ella. Reina Juana se pone en escena en el Teatro Cervantes el sábado 7 y el domingo 8 de enero (20.00 y 19.00 horas), las mismas jornadas que el Teatro Echegaray acogerá Piedras preciosas, texto en el que el dramaturgo malagueño Pablo Díaz recupera los años en los que Jean Cocteau disfrutaba de la Marbella sesentera (20.00 y 19.00 horas).

Reina Juana

El primer domingo del 34 Festival también propone un rato divertido y solidario con los magos Ale Ale, Dani Delos, Luigi y Juan Garrido en una doble función matinal del Jajejijojú (11.00 y 13.00 h., 6 euros) y un estreno más que suculento. David García-Intriago alimentará la sesera y los buches en Hambre, un divertidísimo y sorprendente proyecto multidisciplinar de teatro, música y gastronomía que parte de la más “hambrienta” de las novelas, El Quijote. El Hotel Vincci Selección La Posada del Patio es el marco de este nuevo montaje de La Líquida, en el que el humor planea en un homenaje a los cómicos de la legua, un regreso al Siglo de Oro en el que los asistentes podrán degustar Olla podrida castellana de cerdo ibérico acompañada de pan, vino y agua. Hambre se estrena el domingo 8 (13.00 horas, 20 euros) y se volverá a ver y a comer los sábados (cena) y domingos (almuerzo) hasta el 12 de febrero.

Sinopsis de Reina Juana

En los últimos años de su vida, sola, recluida y apartada de la vida pública, Juana de Castilla aparece al público, que hará de confesor, para contar sus vivencias, repasar su vida, revivir todos los momentos importantes y, por supuesto, para rendir cuentas a todos aquellos que la fueron desterrando. Convertida en una sombra, primero por su marido Felipe ‘el Hermoso’, después por su padre, Fernando ‘El católico’, que la recluye en Tordesillas, y, finalmente por su hijo Carlos V, que la ignora.

expreso-del-sur-rafael_amargo

Rafael Amargo, durante una representación de ‘Piedras preciosas’

Piedras preciosas

En la década de los 60, el artista Jean Cocteau pasó varios años en Marbella disfrutando de su clima, de sus playas y de su agitada vida social. La gente del pueblo sabía de su predilección por el flamenco; en especial por los bailaores jóvenes y guapos. Piedras preciosas juega a imaginar la relación de Cocteau con uno de ellos, Manuel, y su aprendizaje mutuo. La historia está inspirada en testimonios de vecinos de Marbella y en algunas piedras de la playa pintadas por Cocteau y halladas en casa del bailaor. Raúl Mancilla y Andrea Chacón Álvarez dirigen la pieza de Pablo Díaz, que protagonizan Manuel Salas y el bailaor Rafael Amargo. En el Teatro Echegaray el sábado 7 y domingo 8 de enero.