La taberna La Montillana es uno de esos sitios de Córdoba donde conviene tomar una copa de vino. Este templo dedicado al culto de los vinos cordobeses y la cocina de calidad, sirve de refugio cuando toca hacer un alto en el camino.