Mientras la costa andaluza pone a punto sus playas y chiringuitos para un verano que se espera de alta ocupación hotelera, hay quienes aprovecharán los meses estivales para diseñar nuevas acciones que muestren a Andalucía como un destino turístico de primer nivel durante los 365 días.