Treinta y tres años y cinco millones y medio de coches Ibiza después, Seat ha presentado la quinta generación del utilitario español que nace para ser el más importante de una serie que es historia viva de la automoción española.  Y es que, a priori, el nuevo modelo reúne argumentos para situarse entre las referencias a superar en su categoría. La empresa prevé producir 150.000 unidades al año del nuevo modelo destinadas a los mercados de todo el mundo.