A las puertas de la repetición de las elecciones generales, las miradas vuelven a posarse sobre los jóvenes. Qué votarán los jóvenes de ahora. ¿Se quedarán en casa o participarán? Lejos del ruido de los pactos enunciado por las encuestas, en el Parlamento de Andalucía nos recibe la diputada más joven de la cámara andaluza, la socialista onubense María Márquez (San Juan del Puerto, 1990). Su ejemplo es contrario al pasotismo con el que siempre se asocia juventud y política.