Con justicia, RTVE amasó prestigio y audiencia durante los años del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente socialista impulsó una reforma legislativa para garantizar la neutralidad, la independencia y la misión de servicio público del ente. Gracias a este paso, RTVE ganó credibilidad y conquistó espacios de objetividad que le permitió competir con calidad por la cuota de pantalla con las grandes cadenas privadas.