El 11 de noviembre de 1922 nace en la calle de Santa Escolástica de la ciudad de Granada, Amalio García del Moral y Garrido, hijo de Raimundo García del Moral y Lozano de ascendencia manchega y Marina Garrido Molinero, granadina. Es por ello que: las llanuras manchegas conjugadas con el arabesco de la verticalidad granadina forjan la personalidad de este ser inquieto que, desde bien pequeño reclamaba el color carne con el fin de que sus obras cobrasen vida.