Cual gorilas en celo nunca se habían visto tantos golpes de pecho de los populares, ni con la obtención de su anterior mayoría absoluta.