Señora ministra de Sanidad:

Me tomo la libertad de dirigirle estas palabras tras escuchar el disparate de intervención que hizo el martes en el Senado criticando alegre y gratuitamente las subastas de medicamentos de Andalucía, avaladas la semana pasada por el Tribunal Constitucional.