Tres exposiciones muy diferentes entre sí coinciden en reivindicar el papel de varios colectivos de mujeres del arte, las ciencias o las letras que tienen en común haber sido olvidadas por la historia y haber tenido que esperar demasiado tiempo para alcanzar su merecido reconocimiento.