Tanto la FAO como la  Comisión Europea se han dedicado a  la promoción de las legumbres en este año internacional dedicado a este alimento, con la intención de destacar sus ventajas nutricionales y promover su cultivo. Y es que su consumo, pese a ser un alimento saludable, se ha reducido drásticamente en las últimas décadas.