Cinco de enero de 2017, tres monarcas llegan de oriente a este gran país y al pasar por una de sus Comunidades Autónomas se encuentran con extraños símbolos y cartas repletas de deseos políticos indeterminados que ni solicitantes ni concesionarios entienden.