“¿Es verdad que no se debe tomar hidratos de carbono por la noche?”. Esta es una de las preguntas más recurrentes a dietistas y nutricionistas que se basa en la creencia de que como los hidratos son fuente de energía, si durante la noche no vamos a usar esa energía los transformamos en grasa y, por lo tanto, nos engordan.