Si te está costando mantener en estas fechas una alimentación saludable,  has abusado de grasas y azúcares simples, has comido mucho y rápido, fumas y te has pasado con el alcohol, seguro que sufres pesadez, ardores, flatulencia o estreñimiento, entre otros síntomas. En definitiva, a estas alturas de las fiestas navideñas es más que probable que hayas has caído en  la dispepsia o, lo que es lo mismo, estás empachado.