El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió en el primer semestre del año a 718 mujeres víctimas de agresiones y abusos sexuales, de las cuales el 40% tien entre 18 y 27 años; un 21% entre 28 y 37 años y un 12% son menores de edad.