Los lanzamientos hipotecarios llevan a sus protagonistas a una situación de estrés y multiplican por 13 las posibilidades de tener una mala salud física o mental. Así lo pone de manifiesto el estudio elaborado por científicos de la Universidad de Granada (UGR) y la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) tras analizar la salud física y mental de más de 200 personas que han sufrido un proceso de desahucio.