No logro entender la política nacional. El Gobierno Popular, adalid de la unidad de España en la reciente crisis institucional catalana, apuesta no ya por seguir con los privilegios de las comunidades independentistas, sino con aumentar las desigualdades en la financiación para seguir ampliando la brecha entre comunidades y enterrar definitivamente la solidaridad entre territorios reconocidos en la Constitución.