“En la ciudad de Cádiz…” La lectura del fallo del jurado del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavaleras marca la frontera entre los dos mundos del carnaval: el del Teatro Falla y el de la calle. Las alegrías y tristezas de la clasificación final en chirigotas, comparsas, coros y cuartetos despuntan a las claritas del sábado de carnaval, a partir de ese momento la toma de la ciudad por parte de los disfraces repite cada año como el gran premio ganado por los gaditanos.