Almodóvar del Río se alía con su espectacular castillo de origen medieval, restaurado y conservado de forma magistral, para proponer la tercera edición de la Noche Lunática, una actividad que podríamos calificar como un oasis cultural en un verano implacable de altas temperaturas.