Hoy no me apetece escribir. Ando con la sangre caliente y es mejor en esos momentos morderse la lengua. Entiendo la política como un arte noble en el que desde distintas posiciones ideológicas se intenta transformar la sociedad, favorecer su progreso y posibilitar mejor calidad de vida para los ciudadanos. Un arte en el que no vale coger atajos para sacar ventaja.