Llega el otoño y el recuerdo de la playa empieza a disiparse, pero eso no quiere decir que nos tengamos que encerrar en casa a ver las horas pasar con la excusa de que se han acabado las vacaciones. Todo lo contrario: esta es la estación ideal para salir a explorar los colores de la naturaleza y dar largos paseos al aire libre y sobre todo a degustar los magníficos manjares que nos depara esta estación.