La orilla de la playa bañada por el océano Atlántico, con horizonte del Parque de Doñana y el Paseo Marítimo, son el magnífico escenario de las Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda. No hay nada en el mundo que se le parezca, quizá, porque no existe otro lugar igual para emocionarte con un atardecer totalmente diferente.