Odiosamente efectiva ha resultado la nueva modalidad usada por los desaprensivos terroristas en Niza. En Francia entrar con un camión en una zona abarrotada de gente el día que celebran su fiesta nacional y atropellar a cuantos se pueda hace que los números de fallecidos y heridos se disparen, y como consecuencia, el miedo que alimenta sus absurdas pretensiones.