A lo largo de nuestra vida vivimos experiencias que nos marcan como pequeños disparos al corazón y que acaban haciendo de nosotros lo que somos. Así es el debut de Ángel Zambrana, músico sevillano que está a punto de editar Disparos, un disco de pop-rock sin artificios y con mucho corazón, que nos remite a grandes nombres de la escena nacional como Quique González o Leiva.