La comarca de la Alpujarra pone en marcha una estrategia de promoción turística para cautivar al turismo de los cruceros de lujo usando como pasarela hacia el Mediterráneo el Puerto de Motril.