EL BAR

Álex de la Iglesia nos vuelve a meter en un universo de drama, comedia negra y thriller de angustia. Para ello nos plantea una situación: Son las nueve de la mañana. Un grupo de personas absolutamente heterogéneo desayuna en un pequeño bardel centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa: Al salir por la puerta, recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerle. Están atrapados. Los medios no informan de lo sucedido y eso que la bulliciosa plaza a quedado desierta, como en un relato de ciencia ficción.