Adolfo Fernández es ‘Pablo’, un ejecutivo misántropo y áspero, solitario, hastiado y perdedor, y Susana Abaitua encarna a ‘Rosana’, la adolescente turbadora, la ‘Lolita’ inocentemente perversa de La flaqueza del bolchevique. La versión escénica de la novela de Lorenzo Silva, un trabajo de David Álvarez que guarda “un 85% de fidelidad al texto original”, se instala hoy y mañana en el Teatro Echegaray de Málaga.