Llevamos algunas semanas escuchando noticias advirtiéndonos de los peligros del aceite de palma. Tertulianos ocupan espacios de radio y televisión discutiendo del uso de tal aceite y los blogs de nutricionistas dedican artículos al mismo tema. Incluso ha llegado a discutirse en  la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados.