La música de la Semana Santa o lo que lo mismo, tambores y cornetas interpretando marchas cofrades, se apoderan de  las calles de los pueblos y ciudades de Andalucía. Si tu cuerpo lo que te pide es otra cosa y pasas del bullicio y el ruido tienes varias opciones. ¿Qué te parece nuestro plan?

 

Preciosa imagen de un mujer contemplando un amanecer

Vamos allá. Si el bullicio de la Semana Santa no es lo tuyo, te queda perderte en un monasterio perdido en una escapada que dure toda la semana, ser penitente sólo en los Vía Crucis de silencio o apuntarte al reiki: buscar un buen reproductor, unos buenos cascos y un rinconcito acogedor en casa y listo. Relajarse y meditar para estar como nuevo o nueva a la vuelta de las minivaciones.

El reiki consiste en una técnica de carácter holístico, desarrollada a partir de la consideración del ser humano como un ente lleno de energía, que achaca nuestros males a una mala coordinación entre los Chakras que se pueden armonizar  los diferentes planos de la persona, ya sea a nivel físico, mental, espiritual y de emociones a través  de la imposición de manos. En conclusión, escuchar música reiki puede ayudar a reforzarnos, relajarnos, física y mentalmente siendo un gran aliado para  la ansiedad.

La música reiki tiene que ser tranquila, escuchada en un tono bajo, para hacer posible que las mentes entren en el estado de meditación que se busca. En la elección de la música Reiki hay que evitar voces fuertes, cambios de tono rápidos, etc.

La mayoría de la música Reiki no tiene voz, o la voz es muy ligera, a menudo sin letras conceptuales, sino más bien en su lugar se usa la voz como un instrumento más.

Ahora solo  te queda  probar a relajarte, respirar hondo, escuchar música reiki y esperar a que pase la Semana Santa. Buena Suerte

FRANCIS SALAS

Redactor // Fotógrafo