El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) levanta el telón a la exposición Luis Gordillo. Confesión General, la primera exposición retrospectiva del pintor sevillano en su ciudad natal que estará abierta al público hasta el 28 de febrero de 2017. Se exhiben 200 obras y es la muestra más importante realizada sobre Luis Gordillo tras las antológicas del MACBA (1999) y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (2007).

expreso-del-sur-luis-gordillo-mural

‘Sinfonía Bisagra o la seguridad social’ (1993), de Luis Gordillo.

En la exposición, inaugurada por el propio pintor y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se sigue un desarrollo cronológico agrupado por salas específicas que tienen en cuenta las siguientes paradas: sus dibujos automáticos en relación con el informalismo; sus cabezas emparentadas con el pop británico junto a tricuatropatas, peatones y automovilistas o el dibujo como vertebrador de su producción de los años 70 junto con sus experiencias con la imagen fotográfica y la serialidad durante la mayor parte de esa década.

Además, los 80 están señalizados principalmente en la serie de Los Meandros; los 90 agrupados en torno a uno de su más importantes cuadros Blancanieves y el Pollock feroz;  en los 2000 con nuevas experimentaciones en soportes y técnicas dando entrada a lo digital, para terminar el recorrido con una nueva serie de cabezas realizadas en el año 2015. Al mismo tiempo, se dedica un espacio a intentar mostrar cómo construye sus obras a partir de una reconstrucción o simulación de su estudio.

banner_778x60

La muestra está coproducida por el Patronato de la Alhambra y el Generalife, el Centro Guerrero, el centro Koldo Mitxelena Kulturenea de San Sebastián y el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela, lugares a los que viajará tras su clausura en Sevilla.

expreso-del-sur-luis-gordillo-pintor

‘Gran cabeza’ (1965), presente también en la exposición.

Trayectoria

Luis Gordillo es Premio Nacional de Artes Plásticas, Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, Premio Velázquez e Hijo Predilecto de Andalucía, entre otros muchos reconocimientos. Ha desarrollado una dilatada carrera en el campo de la pintura que viene a aglutinar diversos lenguajes en una amplia variedad de planteamientos, informales o formales, abstractos o figurativos, desplegada en las obras a lo largo de casi seis décadas.

Tras pasar por la Facultad de Derecho de la Universidad Hispalense, se formó en la Escuela de Bellas Artes, y en el año 1958 realizó su primer viaje a París donde entró en contacto con el informalismo, conociendo posteriormente el Pop-art, estética que le ofreció nuevos caminos de expresión. El viaje a París fue determinante en su carrera, realizando a su regreso, en 1962, su primera exposición en Sevilla, en concreto en el Club La Rábida. Volvería a exponer en Sevilla en 1967 en la famosa galería La Pasarela. Otro de los episodios que marcan la trayectoria artística de Luis Gordillo es su viaje a Londres, y que explica su época pop. En Londres conoce la obra de Hamilton y la de Hockney entre otros y, poco después, las nuevas propuestas norteamericanas, a través de la exposición Arte de España y América, donde Robert Rauschenberg, Jasper Johns y Larry Rivers despertaron aún más su interés por esa nueva figuración tan sugerente.

Gordillo está considerado como el «padre de la nueva figuración madrileña», grupo en el que estaban andaluces como Manolo Quejido, Guillermo Pérez Villalta o Carlos Alcolea, y es uno de los más importantes pintores españoles de las últimas décadas. Su obra está presente en los principales museos nacionales e internacionales. Ha participado en Bienales como las de Venecia y Sâo Paulo, entre otras, así como en destacadas exposiciones en todo el territorio nacional y en el extranjero.