La bandera de Andalucía ha sustituido, desde el pasado 28 de febrero y sin fecha de caducidad, a la española en la Plaza de Sevilla de la ciudad de Cádiz. La blanca y verde ondea desde el gran mástil instalado por el anterior equipo de Gobierno. Las connotaciones que, sin duda, para mucha gante de izquierdas, entre ellos el alcalde de Cádiz, tiene aún hoy la bandera española son, bajo mi humilde punto de vista, injustificadas y, a la vez, injustas. 

bandera_andalucia_plaza_sevilla

FOTO: Portal municipal de Cádiz

Ser patriota y sentirse orgullo de la bandera de tu país o comunidad autónoma es algo totalmente razonable, es más diría que hasta lógico. Otra cosa es adornar con excusas lo que realmente no se atreve a decir el alcalde de Cádiz, que quizá ha quitado la bandera porque le molesta, porque la considera un símbolo de la casta, porque le da vergüenza, la asocia al PP, a Franco o qué se yo. Si por él fuera, pondría seguramente la bandera española republicana. Pero no, optó por la andaluza, constitucional sin duda. La excusa que dio para la retirada de la española primero fue el tiempo -celebrábamos el 28F-, después el dinero, porque cada vez que se quitaba la bandera de España al ayuntamiento le costaba 150 euros bajarla y, otros tantos, subirla de nuevo. El servicio de izado antes realizado por un empresa, ahora es responsabilidad de empleados municipales, y con el montante ahorrado se ha pagado la bandera andaluza que ha costado 1.100 euros. 

Sin duda, gran logro económico del señor alcalde de Cádiz, pero ¿volverá a presidir la plaza de Sevilla la bandera española? Según el alcalde, de momento ahí se queda la blanca y verde, que la idea ha gustado mucho a los gaditanos y que cuando se tenga que poner la española, se pondrá.

Pero la cosa no queda ahí, el alcalde hace gala de un andalucismo y conocimiento históricos  impresionante y nos recuerda que Cádiz es la primera ciudad de Andalucía en la que Blas Infante izó por primera vez la bandera andaluza el 12 de julio de 1936, unos días antes del levantamiento militar y posterior golpe de estado. Nos dice también que en 1980 donde se izó por primera vez oficialmente la bandera andaluza fue en Cádiz. Todo eso está bien y orgullosos debemos sentirnos los andaluces de ello, pero no me quites la bandera de España, pon la andaluza debajo, arriba, en el lado izquierdo o en el derecho. Pon otro mástil, con lo que estás ahorrando con lo de subir y bajar la bandera. Porque, señor alcalde, y ahora voy hacer gala de andalucismo, cojo prestada parte de la letra de nuestro himno de Andalucía, un verso que no puedes pasar por alto y que cantamos con honor y sentimiento la gran mayoría de andaluces: “Sea por Andalucía libre, España y la Humanidad”.