La visita fugaz de Barack Obama a nuestro país constituye el asunto central de la actualidad de hoy. Una presencia del presidente de Estados Unidos que se ha traducido en clave nacional. 

expreso del sur obama rota

Obama saluda durante su discurso en Rota

Unos han sacado el botafumeiro para arrimar el ascua a la sardina de Mariano Rajoy y las políticas del Partido Popular, otros se han quedado en la presencia exprés, tan acelerada que despachó a los representantes de la oposición (Pedro SánchezPablo Iglesias y Albert Rivera) en audiencias de tres minutos, menos tiempo que una cita del médico de familia. Desde una perspectiva más local, en Sevilla nos hemos quedado compuestos y sin novio pero habiendo colocado a la ciudad en el escaparate internacional durante un mes. Otra vez será.

Obama ha catalogado a España de aliada, ha deseado que cuente con un Gobierno estable y, a reglón seguido, ha confiado en que las buenas relaciones entre ambos países se mantendrán sea cual sea el color político que tenga el Ejecutivo en este o cualquier otro momento. Esta reflexión le ha servido a la prensa conservadora para afirmar que Rajoy ha recibido el aval del mandatario norteamericano. Una interpretación sesgada de unas palabras que se habían medido milimétricamente desde la Casa Blanca para no interferir en los asuntos internos de otro país. Y es que es imposible hacer pasar el camello de la realidad por el ojo de una aguja como algunos pretenden…