“No muerdas la mano que te da de comer”, esta frase estará repitiendo hasta la saciedad nuestra Presidenta, Susana Díaz, a Pedro Sánchez tras la explosión interna que se está produciendo. Y es que ella consiguió avales y votos en las primarias celebradas en 2014 para que Pedro Sánchez fuese elegido Secretario General del PSOE con la condición de ser una marioneta dirigida desde Sevilla.

expreso-del-sur-felipe-susana-diaz

Susana Díaz se abraza a Felipe González en un acto reciente

Susana pensó: “Yo me encargo durante los días laborables del manejo del infame Pedrito y los fines de semana se lo paso a Felipe González, que Gas Natural le deja mucho tiempo libre y yo siempre he estado a favor de la conciliación familiar”.

Los problemas internos de este partido empezaron desde que Pedro quiso volar solo, con el único apoyo de las primeras primarias donde todos los militantes tenían la posibilidad de votar. Solo contaba con un problema: ¿qué pasa si la mayoría de militantes de este partido están en Andalucía? Pues que su Secretaria General puede hacer estallar un partido de 137 años de historia como si fuesen piezas de dominó colocadas justamente donde ella quería para poder empujarlas.

Esta presión interna se hubiese calmado, como todo en política, con buenos resultados;  pero es que éstos tampoco se han ido sucediendo, después de la repetición de elecciones sigue la sangría en  votos y escaños, y en las autonómicas, celebradas el pasado domingo, los resultados han sido igualmente nefastos, tanto que pasan por ser los peores resultados del PSOE tanto en Galicia como en el País Vasco.

Y tras esta explosión interna del mayor partido de la oposición, ¿quién pierde? En primer lugar, pierde el PSOE y su regeneración democrática que parece que ha quedado en nada cuando choca con su cúpula. En segundo lugar, pierde la socialdemocracia en España y se le pone una alfombra roja a la derecha corrupta de este país –para Rita, mejor un bolso Vuitton- y en tercer lugar, pierden los ciudadanos, los que depositaron su voto apoyando a un partido que se está suicidando públicamente y dónde las políticas sociales hace mucho tiempo que cayeron en el olvido a favor de los sillones.

Felipe y Susana, ya tenéis vuestra gestora y vuestro PASOK español.